Barra separadora extensible

Las barras separadoras extensibles para la separación de tobillos te resultarán familiares si has visto la segunda parte de las “Cincuenta Sombras de Grey”, pues son utilizadas en alguna de sus escenas más tórridas.

¿Te atreves a probar unas barras eróticas?

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

Te ofrecemos todas las ventajas para comprar tus productos productos Bondage. Sabemos de la importancia de la discreción y podemos aconsejarte en todo lo que necesitas.

¿Has visto nuestro vídeo? Suscríbete en nuestro canal.

El Bondage es una práctica erótica para aquellos que disfrutan el sexo de manera diferente. En Juguete Rosa lo sabemos, por eso te ofrecemos artículos Bondage y BDSM, con los que conseguirás dominar a tu pareja y hacer realidad tus fantasías.

alt

¿Qué son las barras separadoras extensibles?

Pues son un utensilio para los amantes del bondage y del BDSM que tienen como misión mantener en todo momento la distancia entre las extremidades. Por este motivo, existen barras separadores de distintas medidas.

alt

¿Cuántos tipos de barras separadoras para tobillos existen?

En Juguete Rosa, tu tienda bondage, existen modelos de barras separadoras que incorporan collares o brazaletes y otras simples a las que puedes agregarles esposas, cadenas o cuerdas. Hallarás cientos de combinaciones que te sumergirán en un universo provocativo en el que las técnicas de dominación imperan.

Elige tu barra separadora extensible e inventa tus propios juegos.

¿Cómo se usan las barras de expansión para BDSM?

Las barras separadoras se utilizan para las prácticas sexuales de BDSM, en la que una de las partes ejerce la dominación sobre la otra. Se pueden usar en tobillos y en muñecas, dependiendo del juego que andes buscando en ese preciso instante.

Con ellas, tu pareja no podrá cerrar las piernas y quedará a tu merced, lo que os asegura un encuentro íntimo morboso al máximo... Piensa que la mantendrás en la posición correcta para que alcance el placer cuando tú lo decidas.

Están compuestas de una barra de metal separadora y de dos puños que se ajustan a los tobillos. Puedes anclar un extremo a un sitio fijo como puede ser el techo (tomando siempre las debidas medidas de seguridad), una pared o el marco de una puerta y que la persona sumisa tenga que mantenerse con los brazos en cruz.

Algo que debes tener en cuenta es que la distancia de separación no sea excesiva pues no es cuestión de forzar demasiado la musculatura de las piernas.

¿Para quién es una spreader bar bondage?

Tanto para los amantes de las prácticas sexuales bondage como para cualquier tipo de pareja que quiera experimentar nuevas y provocativas sensaciones en sus encuentros íntimos, cediendo uno el control temporal de la situación al otro.

Son ideales para probar con ellas nuevas posturas y escenarios en los que la persona que la porta alcanzará el éxtasis al antojo de su pareja, lo que propiciará un clima de complicidad muy enriquecedor para ambos.

Tanto si os gusta el sexo al límite como si tenéis simple curiosidad por experimentar, en estas barras separadoras para piernas encontraréis unas aliadas que harán que entre vosotros suba la temperatura sin que haya escapatoria posible.

Otros complementos perfectos para vuestra spreader bar son las mordazas, las máscaras, los columpios eróticos y las vendas, por citar algunos de los más conocidos.