Máscaras Pup Puppy Play

Las máscaras Pup Puppy Play son la mejor manera de recrear el juego del perrito. Si te va esta variante del sado no dejes de hacerte con una de estas originales máscaras con las que tus encuentros sexuales entrarán en una nueva dimensión.

¿Cuál es tu animal favorito? Descúbrelo con capuchas pup

Filtrar Resultados

alt

¿Qué es una máscara Pup Puppy Play?

Pues una máscara con la que harás más real el juego de rol favorito de muchas personas, el Pet Play. Unas sesiones bondage diferentes en las que la parte sumisa de la relación actúa como si fuera una mascota, mientras que la parte dominante controla todos los actos de esa persona. Lo curioso es que puede que no se lleve a cabo ninguna práctica sexual mientras dura la sesión con la mascota.

alt

¿Cuántos tipos de BDSM Dogs Masks existen?

Muchas y variadas como la Pup Puppy Play máscara con mordaza o la Pup Puppy Play Hood and Gag.

Elige alguno de sus curiosos modelos y tendrás máscaras ideales con las que entusiasmarte gracias al provocativo juego del perrito.

¿Para quién son las capuchas Pup Puppy Play?

Las capuchas Pup Puppy Play están especialmente diseñadas para personas a las que les guste fantasear con ser “entrenador” y mascota, partiendo siempre de la base de que en este tipo de prácticas sexuales jamás se utilizaran animales de verdad.

Como ya hemos mencionado, no tiene importancia el que exista o no coito durante el encuentro sexual, ya que la piedra angular del juego es la dominación, la sensación de superioridad respecto de la mascota, sobre la que se pretende tener absoluto control.

Durante las prácticas pet play no se permite el consumo de drogas y se da por hecho que cuanto en ellas acontece está absolutamente consensuado.

¿Cómo se usan las máscaras fetish para pet play?

El amo impone al sumiso la máscara que lo convierte en mascota, que puede ir acompañada de numerosos accesorios más con los que completar su look “canino”.

Piensa que en este juego encontrarás diversas vertientes, desde la versión animal que pretendes de tu sumiso, hasta el objetivo de entrenar a tu mascota, bien para exhibirla o por simple y llana diversión. Se le llama el juego del perrito porque las mascotas más comunes suelen ser perros, dada la fidelidad que estos animales muestran hacia sus amos.

En cualquier caso, también son frecuentes los gatos, ya que hay sumisos dotados de un mayor toque rebelde por lo que estas mascotas requieren de un elevado grado de disciplina para tenerlos “comiendo de tu mano”, así como otras especies animales que es posible que llamen más tu atención como ponys, vacas y hasta cerdos, al ser una decisión que únicamente incumbe al amo la de decantarse por el animal que quiere que el sumiso encarne.