Consoladores y Dildos

La diferencia entre un consolador o dildo y un vibrador es que los consoladores son unos juguetes XXX que no vibran, lo cual no significa que tú no vayas a vibrar con ellos. Muy al contrario, este pequeño artefacto, cuyo único objetivo es proporcionarte el más intenso de los placeres sexuales en forma de orgasmo, te hará alcanzar la cúspide del gozo. Decídete a empañar los cristales con tu furor y emprende la excitante y divertida búsqueda de tu consolador ideal, el que se convertirá en tu inseparable compañero de cama, ya estés en solitario o en compañía.

¿Quieres descubrir nuestra gama de consoladores premium?

Emprende la excitante y divertida búsqueda de tu consolador ideal, el que se convertirá en tu inseparable compañero de cama, ya estés en solitario o en compañía.

¿Has visto nuestro vídeo? Suscríbete en nuestro canal.

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de personal shoppers expertas. Te ofrecemos todas las ventajas para comprar online de la forma más discreta posible.

alt

¿Qué es un consolador o dildo?

Un consolador es un producto erótico clásico. En el mercado del sex toy, este término engloba en la actualidad a una extensísima gama de juguetes sexuales sin vibración (a diferencia de los vibradores) específicamente diseñada para obtener deleite en estado puro. Conocido como dildo por su denominación anglosajona, suele confundírsele a menudo con el plug, que es un pequeño dispositivo sexual para uso anal cuyo concepto se asocia al de un tapón.

Una forma divertida, desinhibida y descarada de despedir a la rutina sexual, despertando a un innovador mundo de sensaciones tan exquisitas como salvajes que quizás hasta ahora tan solo venían siendo las protagonistas de tus sueños más húmedos.

alt

¿Para quién es un consolador masajeador?

El emblemático poder erótico de los dildos masajeadores no conoce distinción de género ni de condición sexual. Nada tiene que ver el hecho de que un hombre sea heterosexual para disfrutar de un buen consolador masculino, o que una pareja esté formada por dos chicas para que su dildo doble les haga entrar de lleno en el paraíso del desenfreno.

Mujeres solas que anhelan encontrar con su dildo el botón que pone en marcha la maquinaria de la lujuria o chicos gays que hacen travesuras a dos con un consolador que es la llave de entrada a su enigmática y provocativa “puerta trasera”, son también candidatos ideales a hacerse experimentados dueños de tan libidinosos mecanismos.

alt

¿Cuántos tipos de dildos masturbadores existen?

Una esmerada selección de dildos clasificados según sus diseños y capacidades. Los consoladores clásicos suelen presentar formas fálicas, con distintos grados de realismo, que llegan a su máxima perfección en la línea de consoladores realísticos o réplicas exactas de penes de actores porno famosos, que recrean los detalles de hasta el último pliegue de la piel, venas o testículos de estos astros de la pantalla grande.

Otras categorías que embaucan son la de consoladores anales, dildos femeninos, de silicona, de gelatina, dildos gigantes o pequeños, consoladores de punto G, dildos baratos, consoladores de cristal, dildos eyaculadores, consoladores con ventosa, etc.

¿Cómo se usan las réplicas de penes?

El objetivo de que te hagas con un masajeador erótico no es otro que el de elevar tu vida sexual propia o en pareja al último nivel, hacer juegos entre vosotros.. Sin poder catalogar sus poderes como de mágicos, lo que sí podemos asegurarte es que un consolador es ese dispositivo capaz de hacer saltar chispas que hagan resurgir llamas de la pasión que el tiempo, la falta de esfuerzo o la simple omisión apagó.

Si hay un factor fundamental para que una relación funcione, ese es la complicidad y, la vertiente íntima de la misma lleva la batuta a la hora de dictaminar cuál es el estado de salud por la que atraviesa una pareja.

Cualquier momento es bueno para renovarse y sorprender al otro, hacer juegos entre vosotros... Diversión, estimulación y excitación se convertirán en el trío de ases para que la onda expansiva de vuestras altísimas revoluciones comience a inundar todas las estancias elegidas para albergar el sempiterno juego de la seducción y de la concupiscencia.

Si, por el contrario, tu deseo es el de autoexplorarte, piensa que tu consolador y tú formaréis un binomio dotado de una extraordiaria fuerza con la que poder alcanzar el éxtasis en una orgía de lubricación, lujuria y atrevimiento.

Por lo demás, una vez tengas clara las infinitas posibilidades de tu dildo a la hora de proporcionarte placer, recuerda que un toque extra de lubricación y una correcta limpieza e higiene de los sex toys suponen la guinda del suculento pastel que el fascinante universo de los consoladores y dildos abre para ti.