Consoladores Clásicos

Pensados para estimular la zona anal o vaginal, los consoladores clásicos están diseñados para usarse solos o en compañía. Si por algo se caracterizan estos dispositivos es por su enorme variedad de colores, formas y materiales para vivir la experiencia erótica que siempre soñaste de la forma más real posible. Elige el tamaño más acorde a tus necesidades y ¡a disfrutar!

Consoladores clásicos ¿te apuntas a disfrutar?

Emprende la excitante y divertida búsqueda de tu consolador ideal, el que se convertirá en tu inseparable compañero de cama, ya estés en solitario o en compañía.

¿Has visto nuestro vídeo? Suscríbete en nuestro canal.

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de personal shoppers expertas. Te ofrecemos todas las ventajas para comprar online entre nuestro amplio surtido de productos de la forma más discreta posible, y además barato, ya que desde 10 € podrás tener tu consolador de silicona. Y recuerda que siempre podrás complementar este tipo de productos con el uso de lubricantes.

alt

¿Qué son los consoladores más comunes?

Los dildos clásicos son el juguete erótico de referencia. Ahora bien que la terminología no te engañe, porque son una versión del consolador de toda la vida pero a la que se le han añadido innovaciones diversas.

En cuanto a las características que todos comparten destacan su apariencia fálica (fiel reproducción del órgano viril masculino) y un determinado nivel de rigidez que varía en función del material en el que se fabriquen y del concreto modelo. Aquellos que integren balas vibradoras dispondrán de un interruptor con el que accionarlas.

alt

¿Cómo se usan los dildos tradicionales?

Pues como cualquier otro dildo pero con una ventaja añadida: su pequeño tamaño que los convierte en el dispositivo sexual idóneo para complementar los juegos sexuales que trascienden del dormitorio para desarrollarse en cualquier momento y lugar inesperado.

Un complemento erótico que no debes olvidar cuando vayas de viaje ya que, nada como aprovechar unos días de asueto, para llevar a cabo las más ocultas de tus fantasías. Y en el caso de que se trate de un viaje de trabajo, también deberás echarlo en tu maleta pues tu consolador tradicional pondrá un final feliz y relajante a una intensa jornada laboral.

¿Para quién es un consolador clásico?

Para todas las personas adultas con independencia de su condición sexual que quieran explorar los rincones más recónditos de sus cuerpos, proporcionándose a sí mismos o a sus parejas el máximo de los placeres, mientras experimentan nuevas y sugerentes sensaciones que enriquezcan al máximo su sexualidad.

Hombres y mujeres heteros, lesbianas, gays, bisexuales y transexuales que quieran dotar a sus relaciones de un punto picante y que vean en la rutina el más peligroso enemigo para el erotismo.

¿Qué tipos de consoladores normales existen?

Una gama de lo más variada que incluye tipos de consoladores vaginales, dildos anales, consoladores que estimulan el punto G, estimuladores del punto P, dildos específicos para la estimulación clitoriana, dildos de doble estimulación para vagina y ano, conejitos rampantes de doble estimulación para vagina y clítoris, consoladores especiales para parejas, de ventosa...

Sean cuales sean tus gustos hay un consolador clásico que parecerá estar creado específicamente para ti. Sumérgete en su búsqueda y disfruta por adelantado de una experiencia atrevida, desenfadada, provocativa, voluptuosa, lasciva, vertiginosa, impactante, alocada, intensa, inolvidable, desconocida, estremecedora y ¡por todo lo alto!