Cesta de la Compra

0 productos 0,00 €

My Cart -

0 productos
Comparar Productos

No tiene artículos para comparar.

Los más Vendidos

Inicio:

27,75 €
IVA incl.

Inicio:

54,90 €
IVA incl.

Modelos de Consoladores Clásicos

    Cargando...

    Te quiero, pero me quiero a mi más. Seguro que más de una reconoce esta frase. Sí, es de la famosa reina del sexo, Samantha Jones en la película Sexo en Nueva York y la que nos descubrió un mundo lleno de posibilidades dentro del sexo. Todas hemos querido ser a veces un poco como ella y ver el sexo como algo natural  que debe tratarse sin tapujos. Sacar la femme fatal que llevamos dentro y demostrar quién manda a la hora de tener relaciones sexuales.

    A parte de numerosas técnicas de seducción, posturas y formas de tener sexo tanto con hombres como con mujeres, nos ha enseñado lo poco que valen los falsos romanticismos, que una mujer no tiene por qué valerse de un hombre para ser feliz y sobre todo y lo más importe: el sexo con una misma.No nos tiene que dar miedo producirnos placer, sino todo lo contrario, debemos aprender a disfrutar de nuestro propio cuerpo sin la necesidad de que alguien nos satisfaga.

    Tengamos pareja o no, la masturbación debe hacerse para conocer nuestro cuerpo, nuestra mente y sobre todo, para saber qué nos da placer.

    Si eres principiante en estos aspectos, es recomendable que estimules tus zonas íntimas de forma manual o con la ayuda de juguetes eróticos como pueden ser: los consoladores clásicos.

    Consoladores clásicos

    Puedes empezar con una estimulación manual, donde descubrirás lo que pueden llegar a hacer tus manos. Se basa en un masaje en tu zona íntima y  un poco de imaginación. Si este tipo de estimulación te ha sorprendido para bien, el uso de consoladores y vibradores te va a fascinar.

    La utilización de juguetes eróticos o masturbadores es muy útil para llegar a niveles más extremos: el orgasmo. Para las iniciadas, empezar por consoladores clásicos y vibradores más simples. Sabrás cuales son, ya que tiene una forma similar a la de un pene y suelen estar hechos de silicona. Hay de diferentes tamaños, y si quieres algo más personalizo podrás encontrarlos en diferentes colores como rosa o negro. Ayúdate de aceites y lubricantes para preparar la zona íntima. El uso tanto de consoladores clásicos como de vibradores, te facilitaran la búsqueda del punto G, el botón femenino hacia el orgasmo.

    Otros productos

    Si eres más experta, puedes buscar un consolador más extravagante. Puedes encontrarlos con cierta semejanza a un pene real, o especializados en la estimulación del punto G o resistentes al agua. También los puedes ver de diferentes materiales como silicona, pvc, metal o cristal, latex, entre los más comunes.

    Si quieres, además, mejorar tu salud, recomendamos el uso de bolas chinas. Las bolas chinas son productos eróticos para mejorar y reforzar tu zona pélvica. Se recomiendan que sean de silicona.

    Samantha Jones ya lo deja bien claro en la película Sexo en Nueva York: “Te quiero, pero me quiero a mi más”. Esto tiene que ser real. Debe cuidarse la relación en pareja con juegos sexuales, hacer algún masaje que otro, o utilizar  productos eróticos que diviertan a los dos, pero aún es más importante cuidar la relación con uno mismo, utilizando masturbadores o vibrados que sean para darte placer en tu zona íntima femenina.

    Como dijo Woody Allen: “La masturbación es el sexo con alguien a quien amas”, así que, quiérete más a ti misma de vez en cuando y en la intimidad.