Vibradores Clásicos

Los vibradores clásicos suponen la adquisición ideal para entrar en contacto por primera vez con el enorme mercado de juguetes eróticos que harán que tu vida sexual, bien en solitario o en pareja, dé un giro de ciento ochenta grados.

¿Quieres que te ayudemos a elegir entre nuestros modelos?

Emprende la excitante y divertida búsqueda de tu vibrador ideal, el que se convertirá en tu inseparable compañero de cama, ya juegues en solitario o en compañía.

¿Has visto nuestro vídeo? Suscríbete en nuestro canal.

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de personal shoppers expertas. Te ofrecemos todas las ventajas para comprar online de la forma más discreta posible.

alt

¿Qué son los vibradores tradicionales?

Este tipo de vibradores supone el elemento estrella de la masturbación con penetración, productos que una vez pruebes te resultarán imprescindibles para tu vida íntima. El objetivo es que, a partir de su mecanismo básico, te familiarices con un juguete sexual que con tan solo un motor de vibración conseguirá que alcances el placer más extremo a través del clítoris mucho antes de lo que imaginas. Con el tiempo se convertirá en uno de tus juguetes eróticos imprescindibles en tu mesita de noche para disfrutar en tus momentos íntimos o de pareja.

Noches desenfrenadas y de placer estarán aseguradas con la compra de uno de los tantos modelos entre los que podrás elegir en la tienda de Juguete Rosa. Ahora que ya sabes qué es un vibrador tradicional...,¿te apetece conocer su funcionamiento, para quién son o los diferentes tipos que existen? Pues sigue leyendo...

alt

¿Qué tipos de vibradores tradicionales existen?

Vibradores normales, vibradores ultra clásicos, vibradores con diamantes, vibradores masajeadores, vibradores con curvas, anillos vibradores con estimulación anal, jelly gems, penes de gelatina, mini etc. Nosotros te ponemos en bandeja todos los diseños que puedas imaginar y en el color que más te guste. La elección final es tuya, aunque también puedes contar con nuestro asesoramiento para no fallar en la compra del producto sexual.

Sean cuales sean tus gustos, hay un vibrador clásico esperando satisfacerlos. Si vas a utilizarlo en pareja, ¿por qué no añadir un complemento al pene que permita penetraciones dobles que harán realidad tus fantasías? Elige el que más se adecúe a tus preferencias y déjate llevar… ¡El placer está a un solo click!

¿Para quién es un vibrador clásico?

Para personas de todas las tendencias sexuales a quienes les guste hacer de cada encuentro, solo o acompañado, una ocasión única e irrepetible, con un dominio total. Diversión, sensualidad, excitación, desenfreno, atrevimiento y desenfado garantizados de la mano de estos morbosos aliados que te acompañarán en tus aventuras y juegos íntimos así como en tus viajes y en todas las situaciones que se te ocurran. Los modelos de vibradores clásicos son tan versátiles como puedas imaginar y se convierten en uno de los productos estrella de cualquier tienda erótica online.

Ya seas mujer u hombre hetero, gay, lesbiana, transexual o bisexual, tus relaciones sexuales adquirirán un punto mucho más picante con estos vibradores normales, tan básicos como lascivos. ¡Di adiós a los complejos y hola a la desinhibición!

¿Cómo se usan los vibradores normales?

Pues como tu imaginación te dicte, pues los vibradores clásicos que te mostramos son de lo más seguro. De lo único que tienes que preocuparte es de escoger el material que más te agrade. Si eres principiante, los más aconsejables son los de jelly o gelatina, después pásate al látex y por último, prueba los de silicona.

Por lo demás, no te olvides de que la experiencia de usar un vibrador es mucho más placentera si usas un buen lubricante, los cuales, en contra de lo que muchos piensan no están reservados únicamente para las relaciones anales sino también para las vaginales, complementando la posible falta de lubricación natural de la mujer. Un aspecto fundamental en cualquier relación sexual para que el encuentro sea apasionado y 100% placentero.

Otra buena idea pasa por jugar también con el efecto frío/calor, pues algunos materiales son proclives a calentarse según van funcionando, proporcionándote penetraciones de lo más cálidas y otros son susceptibles de enfriarse con agua antes de cualquier tipo de juego. Y si además deseas controlar el ritmo, nada mejor que pasar por la sección de vibradores con mando a distancia